Las ojeras son esos surcos oscuros que salen bajo los ojos haciendo que tengamos un aspecto cansado y demacrado. Pueden tener un componente familiar, ser debidas a carencias nutricionales (falta de hierro) o bien estar en relación con nuestro estilo de vida (falta de sueño, estrés).

Existen múltiples tratamientos para mejorar el aspecto de los ojos, como la blefaroplastia, la utilización de rellenos o lipofilling o el uso de peelings químicos para estirar la piel periocular. Sin embargo, el único que ha demostrado su eficacia a la hora de eliminar la pigmentación oscura es tratamiento mediante nanofat.

¿Qué es el nanofat?

El nanofat es el producto que se obtiene al pasar grasa del propio paciente por filtros con un tamaño de poro microscópico. De esa manera, se eliminan las células grasas o adipocitos y sólo quedan células pluripotentes (células madre). Estas células van a ser inyectadas en el área a tratar, mejorando la regeneración cutánea y aclarando la ojera.

¿Cómo se obtiene?

Para obtener el nanofat suficiente como para tratar unas ojeras, se extrae una pequeña cantidad de grasa de otra zona como el abdomen, habitualmente bajo anestesia local.

¿Y cómo son los resultados?

Habitualmente hay que esperar un tiempo antes de ver resultados estables, aunque se va a producir un cambio en la pigmentación de la ojera. Las células pluripotenciales inyectadas van a multiplicarse y regenerar los tejidos (fibras de colágeno, dermis…), y esto va a tardar entre 6 y 8 meses en verse. Los efectos son permanentes, ya que se ha producido una verdadera regeneración o mejora de la dermis mediada por las células madre del nanofat.

Si piensas en tratarte las ojeras mediante nanofat, solicita consulta con nuestros cirujanos plásticos llamando al 985 258896.